3.4.6.4 Emanuel – Siervo de Dios – Hijo de David

La Sagrada Escritura menciona otros títulos de nobleza de Jesús: Emanuel, siervo de Dios, hijo de David.

El nombre hebreo “Emanuel" significa “Dios con nosotros". Mateo 1:22-23 toma, haciendo referencia a Jesús, la predicción de Isaías 7:14: “He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. Esto es, Dios con nosotros". Jesucristo es entonces aquel por el cual Dios está presente y puede ser experimentado directamente.

La designación “Siervo de Dios" se encuentra en el Antiguo y el Nuevo Testamento haciendo alusión a personas de la historia de la salvación: patriarcas, profetas, Apóstoles. Isaías hizo referencias a un siervo de Dios, que se cumplieron en Jesucristo (entre otros, Is. 42:1).

En el Nuevo Testamento, “Hijo de David" es un nombre corriente para Jesucristo. Ya al comienzo del Evangelio de Mateo se enfatiza: “Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham" (Mt. 1:1). Esto significa que las promesas que fueron dadas a David hallan cumplimiento en el Hijo de Dios.

EXTRACTO

Los “títulos de nobleza" hacen referencia a nombres y denominaciones para el Hijo de Dios con los cuales la Sagrada Escritura alude a sus características únicas: (3.4.6)

El Nuevo Testamento reconoce en forma unánime que Jesús de Nazaret es el “Mesías". (3.4.6.1)

“Señor" designa la autoridad divina de Jesucristo. (3.4.6.2)

“Hijo del Hombre" alude a un ser celestial que no es parte del género humano; el Señor mismo se da a conocer como Hijo del Hombre. (3.4.6.3)

La Sagrada Escritura menciona otros títulos de nobleza de Jesús: “Emanuel" (“Dios con nosotros"), “Siervo de Dios" e “Hijo de David". (3.4.6.4)

See also