3.1.6 Dios, el Amante

En el antiguo pacto al igual que en el nuevo pacto, Dios se muestra como el que ama. Por amor eligió al pueblo de Israel y lo liberó de la cautividad egipcia. Mas Dios, en su amor, no se manifestó en su hecho histórico solamente al pueblo de Israel, sino que finalmente lo hizo en Jesucristo a toda la humanidad: “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Jn. 3:16).

Dios no sólo se dirige al mundo con amor, sino que Dios es el amor (1 Jn. 4:16).

See also