3.1.1 Un Dios en tres personas

La Trinidad de Dios es un misterio. En la fórmula trinitaria “En el nombre de Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo" no es utilizado el plural “los nombres", sino el singular “el nombre": el Dios uno es el Dios trino. En sus palabras a los Apóstoles, Jesús mismo definió claramente la Trinidad Divina; ellos debían bautizar “en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo" (Mt. 28: 19). Cuando hablamos de Dios como “el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo" no hacemos referencia a tres dioses diferentes, sino a tres personas (hipóstasis), que constituyen el Dios uno.

See also