2.4.6 El sexto artículo de la fe

Yo creo que el Santo Bautismo con Agua es el primer paso para la renovación del hombre en el Espíritu Santo, y que el bautizado es adoptado en la congregación de aquellos que creen en Jesucristo y se profesan a Él como su Señor.

El sexto artículo de la fe está dirigido al Santo Bautismo con Agua. Presenta los elementos esenciales del Bautismo con Agua. A través del mismo se elimina la separación entre el hombre y Dios que había desde el principio. Esto no se logra por el mérito del hombre, por su libre entrega a Dios, sino más bien por el hecho de que Dios se inclina hacia el hombre y lo libera del dominio del pecado. Gracias a esta dedicación de Dios, el hombre puede ser partícipe del sacrificio de Cristo, de su poder que vence al pecado. Esto se evidencia en forma directa en la eliminación del pecado original por el Bautismo con Agua y en el hecho de que el bautizado es incorporado en la Iglesia de Jesucristo; se convierte en cristiano.

El Santo Bautismo con Agua aún no comprende todo lo necesario para la nueva existencia del hombre ante Dios. Marca “el primer paso para la renovación del hombre en el Espíritu Santo". Este acontecimiento de renovación en el Espíritu Santo iniciado con el Santo Bautismo con Agua tiene su continuación en la dispensación de Espíritu Santo en el Santo Sellamiento. Sólo entonces el hombre habrá renacido de agua y Espíritu.

El Bautismo con Agua constituye no sólo la comunión con Dios, sino también la comunión de los cristianos entre sí, porque “el bautizado es adoptado en la congregación de aquellos que creen en Jesucristo y se profesan a Él como su Señor". Lafe en Jesús como Cristo y Señor, como el poder que determina su vida, es algo que vincula a los cristianos creyentes entre sí.

See also