2.4.1 El primer artículo de la fe

Yo creo en Dios, el Padre, el Todopoderoso, el Creador del cielo y de la tierra.

El primer artículo habla sobre la existencia de Dios, el Padre, como el Creador (ver 3.3). El Antiguo y el Nuevo Testamento atestiguan que Dios es el Creador. La creación comprende cielo y tierra, osea, según dice en la Confesión de fe de Nicea-Constantinopla, “las cosas visibles e invisibles". Lo material y lo espiritual existen gracias al acto creador de Dios. Dios es el Autor de la realidad entera, y ella da testimonio de Él.

Dios es todopoderoso no sólo con respecto a su obra en la creación, sino que es el Todopoderoso en todo tiempo. La omnipotencia de Dios se ve, entre otras cosas, en el hecho de que es el Autor de la Creación sin haber estado sujeto a ninguna condición. En un acto de libre voluntad, Dios crea de la nada todo lo que existe (“creatio ex nihilo", comparar con He.11:3).

Aunque el primer artículo hable de Dios, el Padre, como Creador, no obstante Dios, el Hijo, y Dios, el Espíritu Santo, también están incluidos en el acontecimiento de la creación, puesto que el trino Dios como un todo es el Creador, como lo alude Génesis1:26: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza". Juan 1:1 y Colosenses1:16 indican explícitamente la existencia del Hijo como Creador.

See also