2.3 Las antiguas Confesiones de fe y su significado para la Iglesia Nueva Apostólica

La doctrina de la Iglesia Nueva Apostólica se basa en la Sagrada Escritura. Las Confesiones de fe de la Iglesia antigua hablan sobre los fundamentos de la fe cristiana, así como los testifican el Antiguo y el Nuevo Testamento. Las Confesiones de fe de la Iglesia antigua no van más allá de lo que revela la Sagrada Escritura, más bien lo resumen en palabras concisas y valederas. Por lo tanto, exceden los límites confesionales y representan – como el Santo Bautismo con Agua – un órgano que vincula a los cristianos.

La Iglesia Nueva Apostólica se profesa a la fe formulada en ambas Confesiones de la Iglesia antigua: la fe en el trino Dios, en Jesucristo como verdadero Dios y verdadero hombre, en su nacimiento por la virgen María, en el envío del Espíritu Santo, en la Iglesia, en los Sacramentos, en la espera del retorno de Jesucristo y en la resurrección de los muertos.

EXTRACTO

Una Confesión de fe resume los contenidos esenciales de una doctrina de fe. Una congregación religiosa se define a sí misma por su Confesión y por ella, se distingue de otras.(2)

Ya el antiguo pacto tenía sus fórmulas de Confesión, en las cuales se vincula la Confesión a un único Dios con su histórico acto de salvación para su pueblo, la liberación de la esclavitud egipcia. (2.1)

Las Confesiones de fe del Nuevo Testamento dan expresión al acto de salvación de Dios en Jesucristo. (2.1)

Cuando se produjeron conflictos acerca de la Trinidad Divina y la doctrina de la naturaleza de Jesucristo, se formularon para la Iglesia Confesiones de fe. El criterio para su formulación fue el Nuevo Testamento, es decir, la enseñanza de Jesucristo y sus Apóstoles. (2.2)

Surgieron la Confesión de fe apostólica (Apostolicum) y la Confesión de fe de Nicea-Constantinopla. Los principios básicos de la Confesión de fe apostólica se compilaron en el siglo II y se modificaron ligeramente en el siglo IV. La Confesión de fe de Nicea-Constantinopla establece en particular la Trinidad Divina. (2.2.1; 2.2.2)

Las Confesiones de fe de la Iglesia antigua resumen en forma concisa y valedera lo testificado en la Sagrada Escritura. Por lo tanto, exceden los límites confesionales y representan un órgano que vincula a los cristianos. (2.3)

La Iglesia Nueva Apostólica se profesa a la fe formulada en ambas Confesiones de la Iglesia antigua. (2.3)