12.4.2.1 La situación de los jóvenes

Los jóvenes se encuentran en la transición de la infancia, determinada decisivamente por los padres, a la edad adulta, determinada por ellos mismos. La mayoría de los adolescentes la experimentan como una etapa difícil en su vida. Se encuentran en la búsqueda de sus propios objetivos y pautas de vida, mientras que analizan críticamente los valores existentes y las normas de su entorno. Así, los jóvenes creyentes, particularmente en el mundo occidental, se ven inmersos entre los parámetros del Evangelio y las numerosas ideas religiosas y éticas de una sociedad en muchas partes más y más secularizada. Los jóvenes experimentan que la fe cristiana está siendo reprimida y que las Iglesias pierden importancia, siendo consideradas instituciones anónimas, y que ya no se las acepta como instancia moral. Además, los jóvenes se encuentran bajo múltiples presiones de un entorno ajeno a la Iglesia; también deben realizar elecciones en medio de la superabundancia de información y del amplio espectro de ofrecimientos para el tiempo libre.

See also