12.4.1.1.3 Enseñanza de religión

A la escuela dominical le sigue la enseñanza de religión. En ella se transmiten conocimientos adaptados a la edad, sobre la historia bíblica, el surgimiento y la expansión del cristianismo en general y la Iglesia Nueva Apostólica en particular. Se afirma la convicción de sentirse incluido en el obrar redentor de Dios. Esto promueve la disposición para colaborar en la consumación de la Obra de Dios. Los niños deben ser guiados a la “unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios" (Ef. 4:13-14).

En las clases de religión aprenden por medio de informes de experiencias que hicieron algunos hombres con Dios. La historia de la salvación de la antigüedad y de esta época se aborda relacionada con la vida de fe de los niños. Se profundizan los contenidos de la fe, se promueve el reconocimiento y se explican las coherencias del plan divino de salvación. De tal manera se transmiten valores que son perdurables. Además, las clases de religión deben poner a los alumnos en condiciones de confesar libremente y con valor su fe.

See also