12.1.6.3 El anuncio de la palabra hoy

En el Servicio Divino nuevoapostólico, el anuncio de la palabra de Dios tiene amplia cabida. Los Apóstoles y los portadores de ministerio que recibieron el respectivo envío, han sido llamados para anunciar la palabra de Dios en las comunidades. Han sido bendecidos y equipados a tal efecto en la ordenación.

La palabra de Dios es, en primer lugar, aquello que nos ha sido transmitido por la Sagrada Escritura. La prédica se debe orientar en ella. Por lo tanto, el fundamento para la prédica es un texto bíblico establecido de antemano, que el Apóstol Mayor pone a disposición de los portadores de ministerio con indicaciones para su interpretación en preparación para el Servicio Divino.

La explicación del texto bíblico en una alocución libre constituye el núcleo de la prédica, la cual es despertada por el Espíritu Santo. Esto lo vive la comunidad tanto por las palabras pronunciadas por quien conduce el Oficio, como asimismo por las de los portadores de ministerio que complementan la prédica mediante su aporte (“colaboradores"). El anuncio de la palabra de Dios por varios portadores de ministerio con diferente carácter y diferentes dones contribuye a que los distintos aspectos de la prédica sean iluminados desde diferentes puntos de vista, sirviendo para comprender más profundamente la voluntad de Dios.

See also