12.1.5.3 Comunión

En el Servicio Divino, el creyente puede experimentar que constantemente se cumple lo prometido por Jesús: “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mt. 18:20). El Servicio Divino, por lo tanto, es la comunión con Jesucristo. En su palabra, Él está en medio de la comunidad y en su cuerpo y sangre está presente en forma real. Además, el Servicio Divino es la comunión de los creyentes que se unen en adoración y alabanza de Dios. Si en el Servicio Divino, adicionalmente a la Santa Cena, se dispensan los Sacramentos del Santo Bautismo con Agua o el Santo Sellamiento, quienes pertenecen a la comunidad rodean como testigos a aquellos que reciben el Sacramento. Asimismo, cada invidividuo puede llevarse para sí la bendición. Se convoca a aquel que ya ha sido bautizado y sellado, a que vuelva a tomar conciencia de la recepción de los Sacramentos. Esto deja en claro que todos los renacidos están juntos en la comunión plena de los Sacramentos.

See also