1.2.3 Los escritos tardíos del Antiguo Testamento

Los escritos tardíos del Antiguo Testamento incluidos en muchas ediciones bíblicas, también se denominan “apócrifos" (“escritos ocultos"). Se trata de escritos judíos que tuvieron su origen entre el siglo III y el siglo I a. C. Por su contenido constituyen un importante eslabón de enlace entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. En estos escritos se van preparando las convicciones de fe esenciales del Nuevo Testamento. En la Iglesia Nueva Apostólica, estos escritos tardíos del Antiguo Testamento son tan vinculantes para la fe y la doctrina como los demás escritos canónicos del Antiguo Testamento.

En la Biblia de Lutero se encuentran entre el Antiguo y el Nuevo Testamento.

Los 14 libros apócrifos son:

El libro de Judit

La Sabiduría de Salomón

El libro de Tobías

El libro de Jesús Sirach

El libro de Baruc

Los dos libros de los Macabeos

Pasajes del libro de Ester

Pasajes del libro de Daniel

Historia de Susana y Daniel

De Bel en Babel

Del dragón en Babel

La oración de Azarías

El canto de los tres varones en el horno de fuego

La oración de Manasés

See also