Estructura y organización

Desde Pentecostés 2013 está a la cabeza de la Iglesia Nueva Apostólica Jean-Luc Schneider. Como apóstol mayor conduce la Iglesia desde su sede principal en Zúrich. Jean-Luc Schneider es francés.

Los Apóstoles de Distrito dirigen las iglesias regionales

Los colaboradores más cercanos al Apóstol Mayor son los apóstoles de distrito. Ellos dirigen las diferentes iglesias regionales. Diferentes Apóstoles están a su lado para ello. Juntos con el Apóstol Mayor se preocupan por la unidad mundial de la enseñanza de fe y por el cuidado de las almas.

Otros ministerios apoyan a los Apóstoles

Los Obispos, Ancianos y Evangelistas de Distrito ayudan a los Apóstoles en el cumplimiento de sus tareas regionales. El centro de la actividad en la Iglesia son las distintas comunidades. Los Apóstoles comisionan su guía a dirigentes de comunidad, Evangelistas o Pastores. Los dirigentes de comunidad esreciben apoyo de más Pastores, así como de Diáconos y Subdiáconos.

Conferencias internacionales fomentan la unidad

El Apóstol Mayor y los Apóstoles de Distrito se juntan regularmente para consultar asuntos de importancia internacional relacionados con la Iglesia. Cada tres años tiene lugar una reunión general de todos los Apóstoles.

Nueve millones de miembros a nivel mundial

Casi en todos las naciones de la tierra está presente la Iglesia Nueva Apostólica. Mundialmente pertenecen a ella nueve millones de personas de todos las edades y grupos sociales.

La fe nuevoapostólica en la vida cotidiana

El comportamiento de los cristianos nuevoapostólicos en su ambiente personal está impregnado con el deseo de llevar su vida de acuerdo al deseo divino. Esto significa para ellos tratar a todas las personas con atención y respetar otras concepciones religiosas.

Tarea de la Iglesia

La Iglesia Nueva Apostólica se define como la iglesia de Cristo, igual a las comunidades apostólicas en el tiempo de los primeros apóstoles. La Sagrada Escritura, así como la palabra actual inspirada por el Espíritu, forman en común la base de la enseñanza, la cual está dirigida a anunciar el plan de salvación de Dios y preparar almas creyentes al prometido retorno de Cristo.

La Iglesia Nueva Apostólica reconoce su tarea en llevar a todas las personas la palabra y los mandamientos de Dios, donar los sacramentos «Santo Bautismo con agua», «Santo Sellamiento» y «Santa Cena» y realizar actos de bendición. Ella cuida a sus miembros y fomenta la vida de fe nuevoapostólica conforme a su credo. Eso ocurre particularmente en forma de servicios divinos regulares, de asistencia espiritual concienzuda y de una asistencia humanitaria guiada por el espíritu del amor al prójimo.